jueves, 27 de octubre de 2011

Primer toquin

Mira pinche Buki, más vale que llegue Vicente, vendidos están los boletos, mira tu cuanta gente  ¿Por que se siente importante? ya ni siquiera es presidente.

Vicente Fox es el mejor cuando de tocar la guitarra se trata. Marco Toño, el Buki, es su medio hermano, hijos de la misma madre,  no de la misma riata.

No te preocupes Pancho, Chente será mariguano, pero en los compromisos, siempre es muy formal.
Eso espero, porque si no viene, lo voy a buscar y le pongo una madriza, no le hace que sea tu carnal.

Villa enciende un cigarro para disimular su enojo y preocupación, ya que esta noche son teloneros de Led Zeppelin.

Espero que nos vaya muy bien, no hay que desaprovechar esta oportunidad.
Las letras son muy buenas y la banda también dice el Buki pero la voz de Mauricio no nos ayuda. Dejame cantar un poco más.
No Marquito, soy el dueño del grupo y  aquí se hace lo que yo digo, no será muy buen cantante, pero si un gran amigo.

Mauricio Garcés, en realidad no canta mal,  Panchito le debe la vida, pues lo salvó de un rival, el mismo amor pretendían, en Hidalgo del Parral.

En el año de 1923, Panchito regresaba de ver a su amada, manejaba su coche y le tendieron una emboscada. Fue herido gravemente, aunque corrió con gran suerte, porque de 30 balazos disparados, solo 3 acertaron, pero no de muerte. Se acercaron para rematarlo, pero la calle no estaba sola, Mauricio le madrugó primero, con un tiro de su pistola.

Pero eso no era todo,  quería ser su cuñado, pues Mauricio tenía 2 hermanas, una chula y la otra hermosa, que bonitas las muchachas, que cosas. Si, que cosotas se cargaban.

Marco Antonio, oriundo de Michoacán, es un gran músico, excelente compositor. Dicen que para comprar su primera guitarra se alquilaba de Redentor, arriba de un carro alegórico, en pastorelas y demás eventos religiosos.

—Puta madre ¿Donde andará el cabrón de Chente?

Ya es hora de iniciar la tocada y Vicente no se ve por ningún lado. El tuvo la oportunidad de ser rico y famoso. En Liverpool, Inglaterra, audicionó para The Beatles, pero por culpa de la droga y una muchacha llamada Martha, el grupo no lo eligió —No toques con esos greñudos—Le decía Marthita —Yo conozco a un mejor artista y te lo voy a presentar, se llama Rigo Tovar y está buscando guitarrista.

Francisco Villa, "El Centauro del Norte", es el baterista del grupo "General de División", nombre homónimo del grado militar obtenido por Villa en la Revolución Mexicana. Es el dueño, fundador y representante de la agrupación, pero le ha faltado visión para poder ser mejores.

—La verdad, si se pasa de verga el pinche Fox, se lo están chupando la mariguana y la Martha —le dijo Shakespeare al Buki.
 
William Shakespeare, mejor conocido como Memo Chicas, es el bajista del grupo y el que trae cacheteando a las mujeres. No es galán,  pero con sus poemas se les caen los chones a las féminas. Se metió de músico para irla pasando, esperando que alguna editorial se decida a publicar sus novelas y poemas.

Que buenas mamadas hace Martha — pensaba el William. 

Se detiene una camioneta y baja Vicente, acompañado de su inseparable mujer.

—Ya ven, mi carnal nunca falla —les dijo el Buki con una sonrisa nerviosa.

Pancho, arrojando al suelo la quinta colilla de cigarro y sin dejar de mirar severamente al Buki y a Chente, los reune y aníma:

—Muchachos, es nuestra gran oportunidad de demostrar lo que somos. A echarle muchas ganas y dar lo mejor de nosotros.

Avanzan lentamente por el pasillo que conduce al escenario, mientras escuchan al anunciador:

—Y ahora con ustedes,  ¡ "General de División"... !

lunes, 3 de octubre de 2011

Mi chorrillo de voz

Cantinero, sírveme otra cerveza, quiero ahogar mi pena, esta pasión me mata, me quema, me envenena.  Perra y triste es mi suerte. Mi huevo izquierdo daba yo por cantar un poco más decente. Quisiera ser un jilguero, un ruiseñor, pero al abrir mi boca, un graznido de cuervo o de urraca tal vez, asoma insolente. ¡Que tragedia,  que horror!

Hace un par de horas, llevaba serenata a la mujer deseada y como sé que malo es mi canto,  al  mejor amigo que tengo le pedí un favor:

Acompáñame, yo con mi guitarra  y con tú voz, canciones de amor, canciones del alma, canciones del corazón. Si, esta noche me le declaro.

LLegamos hasta su casa y al terminar la tercera canción, ¡Te quiero! le dije con ilusión, ella abrió la ventana y cuál fue su contestación: 

Que hermoso cantas, que linda voz, ya parece que te amo, súbete a mi balcón.

Los dejé en la madrugada, estrellas y luna por compañía, mientras yo me alejaba ¡Maldita la suerte mía!

Lo que me da coraje, es que el no la quiere de verdad, nada más se la va a cojer y también porque se hizo guaje. Bien sabía que esa muchacha me gusta... me gustaba, resulto ser muy... Pero... ¿A quién le dan pan que llore? ¡Que chinguen a su madre!

Un borrachito, con voz aguardentosa y trillada y creo que hasta miado andaba, me dijo solemnemente:

Usted no se agüite, todas las viejas son así, empezando por la bomba jija que me está esperando en la casa. Mejor échese la de "El abandonado".

Haciéndole caso a su petición, toco mi guitarra con alegría, esa triste canción:

Que voy hacer, si yo soy el... abandonado
 abandonado, sea por el amor de...

¡Cállese el hocico! me grita el borracho Ya vi que si es cierto, canta bien gacho.

Desde ese entonces, cuando serenatas yo voy a dar, no llevo tríos, mariachi, ni amigos, con mi grabadora de pilas la hago, no me vayan a madrugar.


miércoles, 28 de septiembre de 2011

Sueño que sueño II

No sé que signifique el soñar con el número 5 y fue constante en esta ocasión.

Inicia con cinco guerreros. Finta de legionarios romanos: traje de tela roja, casco, espada y coraza de placas metálicas.

Me los encontré por el camino. Se pusieron a mi alrededor blandiendo sus espadas, como si representara una amenaza. Se deja venir el primero y lo tumbé con una patada voladora, mortal, directa a la cara. Los demás, sorprendidos por mi contraataque se desconcentraron.

Suerte de principiante ? Quizá soy realmente bueno para los madrazos (En mis sueños soy bien chingón para todo)

Con un rápido movimiento felino salté el cerco de carne y metal, sujeté a uno de los soldados por el cuello, fracturandoselo, le quité la espada y corrí hacia una estructura de 5 niveles. Subí hasta el segundo y degollé facilmente al tercer soldado, ya que intentó trepar sin tomar en cuenta la ventaja de mi posición.

Cuando llegué al cuarto nivel, los dos guerreros restantes quisieron atacarme por ambos flancos. Uno de ellos me arrojó una lanza (no sé de donde la sacó), la esquivé y mató a su compañero.

Quedando solo uno y aceptando mi superioridad en el arte de matar, retrocedió sin fijarse, cayendo para desnucarse contra el suelo.

Yo pienso que eran principiantes o a lo mejor venían de la representación de la Pasión de Cristo de Iztapalapa u otro lugar. Los maté facilmente.
 
Pero todavía no termina. Llegué a una iglesia. Me metí. Adentro, un montón de gente cantándole y rezandole a un par de números:  dos 5 enormes, encontrados por sus espaldas, de un material metálico, levitando y haciendo giros de  360º  sobre su eje X. Le orbitaban 5 objetos del mismo material.

Los quise hacer girar verticalmente, empujándolos con mi manos. Dieron como 2 vueltas completas y comenzaron a moverse erraticamente por los aires, para despues caer en algunas personas, aplastandolas.

Un sacerdote me golpeó con uno de los 5 cuadros metálicos, tumbándome. Enojado, tomé otro y lo comencé a perseguir por toda la iglesia, pero era demasiado ágil y me toreaba. En un momento de pausa, cansado yo, noté que el padrecito se detuvo para auxiliar a una persona. Lo centré y corrí dispuesto a taclearlo como defensa a quarterback y que me despierto... CHINGADA MADRE !!

Estructura donde combatí ferozmente a los guerreros

Símbolo numérico al que le estaban rezando


lunes, 19 de septiembre de 2011

Sueño que sueño I

Encontrabame yo en la escuela, de noche era. No sé si hacía calor o frío -porque han de saber que en mis sueños escucho, siento y hasta saboreo las cosas; pero en esta ocasión mi  piel no pudo percibir la temperatura nocturna- Me pregunté a mi mismo:

-Que hago aquí ?

Nadie me contestó,  porque nadie estaba conmigo y aunque estuviera acompañado, ya que hice la pregunta mentalmente.

Oscuro. Caminé a tientas por toda la escuela, tratando de encontrar algún switch, porque estaba bien pinche tenebroso el ambiente. Han ido a una escuela de noche, cuando ya todos se fueron ?

Relámpagos y lluvia menuda.

Me metí a un salón lleno de equipo de computo. Todo desordenado.

Silencio, callense !!

Un ruido, si, un ruido de algo (o alguien) arrastrándose pesadamente. Me asomo y la veo en el piso.

Una masa amorfa, supurando pus y sangre, acercándose, acorralándome

-Verga y ahora que hago ? Es esto real o producto de la borrachera del día anterior ?

Le aventé teclados, ratones, impresoras,  hasta un monitor crt de 17 pulgadas, pero los absorbía y crecía cada vez más.

Acaso será un ente de los mismísimos infiernos que gusta de la tecnología obsoleta ?

En un estante había una bolsa con polvo blanco que decía "baking soda" y dije - Todos los pinches mostros de las películas se los carga la venuda con algo, el problema es encontrar con que - Pues le arrojé el bicarbonato de sodio y al caerle encima se empieza a sacudir violentamente. Aproveché para salir corriendo del salón y de la escuela también.

Se murió ? No lo sé.

Me desperté temprano, como a las 5 de la mañana. Abrí la puerta del refri, destapé una caguama y me la tomé.